Sección Sindical
BBVA


CONTRATO TEMPORAL

Aportamos soluciones, mejoramos tus derechos

Este apartado contiene:

¿QUÉ ES UN CONTRATO TEMPORAL?

Es un acuerdo entre el trabajador y el empresario por el cual el primero está obligado a ofrecer determinados servicios y el empresario, a su vez, está obligado a retribuirlos.

Pueden contratar la prestación de sus servicios:

  • Mayores de 18 años.
  • Extranjeros, de acuerdo con lo que dispone la legislación.
  • Mayores de 16 años y menores de 18 que vivan de forma independiente, con el consentimiento de sus padres o de quien los tenga a su cargo.

En ningún caso, los trabajadores menores de 18 años podrán realizar horas extraordinarias, trabajos nocturnos ni actividades en lugares de trabajo insalubres o peligrosos para la salud o para su formación personal y humana.

Volver al Índice

FORMAS DE CONTRATO

El contrato puede celebrarse por escrito o de palabra. Pero han de hacerse por escrito, necesariamente, cuando así lo exija una disposición legal. Esta exigencia consta en la mayoría de contratos, en especial los temporales.

Cuando haya la obligación de que un determinado contrato se formule por escrito y el empresario no cumpla esta obligación, la Ley entiende que este trabajador es fijo y está contratado a jornada completa. Hay una excepción: que el empresario demuestre que este puesto de trabajo ocupado es temporal o a tiempo parcial.

El hecho de que el trabajador no sea dado de alta en la Seguridad Social, no supone la inexistencia de la relación laboral, sino un incumplimiento del empresario.

Volver al Índice

PERIODO DE PRUEBA

Se puede concertar por escrito un período de prueba a todo trabajador que desarrolle por primera vez unas funciones determinadas en una empresa. Normalmente, los Convenios Colectivos establecen los límites de duración de los períodos de prueba.

Volver al Índice

EXTINCION DEL CONTRATO DE TRABAJO

La extinción del contrato significa la finalización de la relación laboral entre empresario y trabajador. La extinción se puede producir por las siguientes causas:

  • Causas señaladas válidamente en el contrato, y que han de ser alegadas por alguna de las partes.
  • Finalización del tiempo contratado.
  • Por baja voluntaria del trabajador.
  • Por muerte o invalidez del trabajador.
  • Por muerte, jubilación, incapacidad o extinción de la personalidad jurídica del empresario.
  • Por causas de fuerza mayor (causas extraordinarias, imprevisibles o inevitables que imposibiliten definitivamente el desarrollo del trabajo, como inundaciones, incendio, etc.)
  • Despido colectivo basado en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.
  • Por voluntad del trabajador, a causa de un incumplimiento del contrato por parte del empresario.
  • Por causas objetivas (ineptitud del trabajador, su falta de adaptación a las modificaciones técnicas de la empresa, por faltas de asistencia al trabajo en los límites fijados por la ley).
  • Despido disciplinario: Por incumplimiento grave del trabajador.

Volver al Índice

Volver a MODALIDADES DE CONTRATACIÓN